Esta animación cuestiona el famoso “sueño americano”.