Impresionante esta animación realizada por el Studio Film Bilder, de Alemania, que utiliza un efecto morphing entre diversas ilustraciones para transmitir un mensaje que acompaña la música. El efecto ipnótico de la cadencia musical y de las imágenes cambiantes en pequeños ciclos provocan una sensación de inmersión a lo largo del video. La relativa tranquilidad inicial mantiene tensión hasta llegar al momento climático que cambia el ritmo, la música y las imágenes; situación que provoca una mayor atención y otras sensaciones.

En definitiva, es una de esas animaciones que hay que ver. Si se tiene la oportunidad de verla en alta definición es súper recomendado para aprovechar su calidad gráfica.